Buscar: (Pulse para búsqueda avanzada) Ir
Imprima esta página | Envíe a un amigo

Dolor de mandíbula

La hinchazón, el traumatismo y la alineación inadecuada del maxilar inferior son las causas más frecuentes de disfunción de la articulación temporomandibular.

La articulación temporomandibular se encuentra en ambos lados de la cabeza, donde el hueso temporal del cráneo se une con el maxilar, o mandíbula. El dolor ocurre cuando usted mastica, habla o bosteza, y es posible que tenga dolor en la mandíbula y alrededor de las orejas cuando se despierta por la mañana, desencadenado por apretar o rechinar los dientes por la noche.

Aunque no siempre está clara la causa exacta del dolor en la articulación temporomandibular, se cree que puede deberse a osteoartritis, artritis reumatoide, luxación o alineación inadecuada de la mandíbula, y a tensión en los músculos que rodean a la mandíbula, por lo general desencadenada por estrés. Aunque el dolor en la articulación temporomandibular puede afectar a cualquier persona, predomina en mujeres de 20 a 39 años de edad.

El dolor de mandíbula también es un síntoma de ataque cardiaco (infarto de miocardio) en mujeres, pero rara vez es el único síntoma. El dolor de mandíbula como síntoma de ataque cardiaco por lo general se acompaña de:

  1. Dolor o molestias en el centro del pecho

  2. Dolor o molestias en otras áreas de la parte superior del cuerpo, incluso los brazos, la espalda, el cuello o el estómago

  3. Falta de respiración

  4. Sudor frío

  5. Náusea

  6. Mareo leve

Al igual que en varones, en mujeres el síntoma más frecuente de ataque cardiaco es el dolor o las molestias en el pecho. Sin embargo, las mujeres tienen probabilidades un poco más altas que los varones de experimentar algunos de los otros síntomas frecuentes, en particular falta de respiración, náusea/vómito, y dolor de espalda o de mandíbula.

Qué hacer

Vea a su doctor si tiene dolor o hipersensibilidad persistente o recurrente en la mandíbula o en la parte delantera de las orejas; si tiene dificultad para abrir y cerrar la boca o su mandíbula empiezan a trabarse; si nota estos problemas cuando también siente estrés intenso, o si sufre una lesión de la mandíbula en un accidente o una caída. Pregunte a su doctor o su dentista si un protector bucal, usado por la noche mientras duerme, podría ayudarle.

Use las medicinas con eficacia

Si el dolor persiste o interrumpe su capacidad para funcionar normalmente, pruebe con aspirina, ibuprofeno u otros medicamentos antiinflamatorios no esteroides. (No use antiinflamatorios no esteroides si tiene reflujo gastroesofágico, acidez u otros problemas del estómago, o un trastorno hemorrágico.) Estos medicamentos disminuyen el dolor y la inflamación en la articulación que causa el dolor. Si usted no puede tomar antiinflamatorios no esteroides, pruebe con acetaminofén para aliviar el dolor.

Medidas para el cuidado de sí mismo en presencia de dolor en la mandíbula

  • Pruebe con aplicación de compresas húmedas calientes donde siente el dolor. Esto puede ayudar a relajar los músculos alrededor de la mandíbula, que pueden estar tensos y en espasmo.

  • Evite masticar chicle porque el movimiento repetitivo de las mandíbulas puede agravar el dolor de la articulación temporomandibular.

  • Evite los alimentos difíciles de masticar, como el caramelo, apio, zanahorias, panes pastosos gruesos, y carnes duras.

  • Cambie a una dieta de alimentos blandos durante algunas semanas para ver si desaparece el dolor.

  • Beba líquidos con una pajilla para evitar abrir la boca ampliamente al beber de un vaso.

  • Pida a su cónyuge que observe si usted parece estar apretando extremadamente fuerte los dientes o rechinándolos cuando duerme.

  • Maneje y evite el estrés. Asegúrese de hacer ejercicio unos 30 minutos casi todos los días de la semana. Tome tiempo para actividades que disfrute.

  • Tenga presente si recientemente se le practicó la restauración de un diente o el desplazamiento de dientes. Los cambios en sus dientes pueden tener impacto sobre la manera en que sus dientes se asientan cuando su boca está cerrada, lo que a veces causa alineación inadecuada de las mandíbulas.

Guía para la toma de decisiones en presencia de dolor en la mandíbula

Síntomas/Signos

Acción

Dolor de mandíbula al masticar, bostezar, hablar o al despertarse por la mañana; también podría haber dolor en la mandíbula sin movimiento de la mandíbula en absoluto

 Llame al consultorio del proveedor de atención médica

Ruido o sensación de chasquido o de roce al masticar o bostezar

 Llame al consultorio del proveedor de atención médica

Mandíbula trabada

 Llame al consultorio del proveedor de atención médica

Problemas para abrir y cerrar la boca

 Llame al consultorio del proveedor de atención médica

Dolor o zumbidos en los oídos

 Llame al consultorio del proveedor de atención médica

Dolor en las sienes

 Llame al consultorio del proveedor de atención médica

Dolor o rigidez de hombro o de cuello

 Llame al consultorio del proveedor de atención médica

Dolor de mandíbula acompañado de síntomas de un ataque cardiaco

Emergency: Call 911; Illustration of ambulance Emergency: Call 911

 

Extraído de: Well Advised, Second Edition, Text copyright © 2003 Park Nicollet Institute
Redactor en línea: Sinovic, Dianna
Revisor médico: Cineas, Sybil MD
Última revisión: 8/25/2004
Fecha último modificado: 6/10/2004
Copyright Institute for Research and Education, HealthSystem Minnesota and/or Health Ink & Vitality Communications; Illustrations Copyright The StayWell Co.