Buscar: (Pulse para búsqueda avanzada) Ir
Imprima esta página | Envíe a un amigo

Nervio comprimido

Un nervio comprimido ocurre cuando un nervio o un grupo de nervios queda comprimido por el músculo o hueso a su alrededor. Un disco herniado en la espalda también puede comprimir un nervio cercano. El traumatismo, el uso excesivo, la enfermedad y el embarazo pueden causar la compresión de un nervio. Esta compresión anormal puede irritar el nervio, alterar su función y, sin tratamiento, dar por resultado la pérdida completa de la función del músculo. Un ejemplo frecuente de compresión de un nervio es el síndrome del túnel carpiano, que ocurre cuando los nervios de la muñeca quedan comprimidos después de que los músculos y tendones a su alrededor se inflaman por el uso excesivo (por ejemplo, por escribir en un teclado a diario).

Los nervios comprimidos pueden ocurrir en cualquier lugar por donde pase un nervio. Las áreas frecuentes yacen a lo largo de los nervios que van de los hombros a las manos; en toda la columna vertebral; desde la región glútea hacia una u otra pierna, a lo largo del lado de la pierna, y de la pelvis a la rodilla. El nervio comprimido puede producir los síntomas lejos del sitio de presión sobre el nervio. Los síntomas quizá aparezcan en el sitio del nervio comprimido o "hacia abajo" del lugar afectado. Por ejemplo, el único síntoma que usted podría experimentar por una compresión de nervio en la espalda es entumecimiento en los dedos de los pies. Un nervio comprimido en el cuello podría producir una sensación de ardor que abarca todo el brazo.

El alcance de los síntomas no le dirá cuán grave es el problema. Usted quizá experimente una sensación de hormigueo que finalmente desaparece, y le lleva   a creer que la afección se ha corregido por sí sola. Sin embargo, la sensación quizá se desvanezca porque la compresión del nervio fue completa, situación grave que da por resultado la pérdida total de la función del músculo. Consulte a su doctor para que un diagnóstico y tratamiento apropiados en el momento del inicio de los síntomas puedan ayudarle a evitar problemas posteriores más graves.

Qué hacer

Hable con su doctor si usted experimenta hormigueo, entumecimiento o dolor en un área o a lo largo de la trayectoria de un nervio, o si experimenta pérdida de la función de un músculo.

Use las medicinas con eficacia

Trate de disminuir la inflamación de los músculos con un medicamento antiinflamatorio, como ibuprofeno.

Medidas para el cuidado de sí mismo en presencia de compresión de nervio

  • Trate el área con hielo

  • Si los síntomas ocurren por uso excesivo, descanse el área durante algunos días.

  • Si los síntomas aparecen en la muñeca, usted puede inmovilizar el área con una férula. Trate de adquirir en su farmacia una férula para la muñeca, o puede adquirir una férula para jugador de bolos en su sala de bolos local. (Una férula para jugador de bolos deja una abertura para los dedos.) Una disminución de la actividad repetitiva que quizá esté causando la compresión de nervio puede mejorar considerablemente la afección.

 

Guía para la toma de decisiones en presencia de compresión de nervio

Síntomas/Signos

Acción

Sensación de hormigueo donde se localiza el nervio comprimido, o a lo largo de la trayectoria del nervio

   Llame al consultorio del proveedor de atención médica

Sensación de entumecimiento, hormigueo o ardor en el área afectada, o a lo largo de la trayectoria del nervio

 Llame al consultorio del proveedor de atención médica

Dolor en el sitio del nervio comprimido, junto con dolor leve a lo largo de la trayectoria del nervio

 Llame al consultorio del proveedor de atención médica

Pérdida de la función del músculo

 Llame al consultorio del proveedor de atención médica

Loss of muscle function

 Urgencia: llame al 911

Extraído de: Well Advised, Second Edition, Text copyright © 2003 Park Nicollet Institute
Autor: Aleardi, Marianne
Redactor en línea: Rademaekers, Ed
Revisor médico: Cineas, Sybil MD
Última revisión: 8/26/2004
Fecha último modificado: 3/18/2003
Copyright Institute for Research and Education, HealthSystem Minnesota and/or Health Ink & Vitality Communications; Illustrations Copyright The StayWell Co.