Buscar: (Pulse para búsqueda avanzada) Ir
Imprima esta página | Envíe a un amigo

Cortaduras y raspones

Usted puede contraer una infección cada vez que su piel se rompa, sea una rodilla raspada o una herida de bala. Los raspones o abrasiones ocurren cuando una o más capas de la piel se desgarran o se raspan. Ocurren con tanta frecuencia que pueden parecer poco importantes, pero deben tratarse a fin de reducir la probabilidad de infección o formación de cicatriz.

Cortaduras

Las cortaduras menores sólo dañan la piel y el tejido graso que está por debajo de ella. Por lo general cicatrizan sin daño permanente. Las cortaduras más graves pueden dañar músculos, tendones, vasos sanguíneos, ligamentos o nervios. Un doctor debe examinar estas cortaduras.

Una herida por punción es un orificio pequeño pero profundo producido por un objeto puntiagudo, como un alfiler, clavo, tachuela, aguja, diente, o colmillo.

¿Se necesitan puntos de sutura?

A veces es difícil decidir si se requieren puntos de sutura. Los signos de que puedan necesitarse puntos de sutura son:

  • La herida es profunda, sus bordes están separados, está muy sucia o es irregular, o los bordes no pueden mantenerse cerrados con un apósito.

  • Una cortadura profunda localizada en un codo, rodilla, dedo de la mano u otra área que se flexione.

  • La cortadura está en una articulación de un dedo de la mano o del pulgar, la palma, la cara, u otra área en la cual le gustaría minimizar las cicatrices.

  • La cortadura ocurre en un niño de corta edad que tiene probabilidades de arrancarse el apósito.

Primeros auxilios

La próxima vez que usted se corte con un clavo, un cuchillo, o incluso una hoja de papel, siga estos pasos.

1. Detenga la hemorragia

  • Limpie bien el área. Use una bolsa de hielo triturado envuelta en una toalla para aplicar presión durante 20 minutos, o cubra la herida con una gasa o un pedazo de tela limpia y gruesa. Use la mano si no dispone de ninguna otra cosa.

  • Ejerza presión sobre la herida con suficiente fuerza como para detener la hemorragia. No retire la presión ni siquiera para cambiar telas. Simplemente añada una tela limpia sobre la original.

  • Eleve la herida por arriba del nivel del corazón, a menos que esto genere dolor.

  • Obtenga ayuda médica de inmediato si la sangre brota a borbotones desde una herida, o la hemorragia no se detiene luego de varios minutos de ejercer presión sobre la herida.

2. Limpie la herida

  • Lave la herida con jabón y agua. Evite el peróxido de hidrógeno, alcohol, mercurocromo, Merthiolate o yodo. Son innecesarios y pueden ser muy dolorosos y retrasar la curación.

  • Asegúrese de que no quede suciedad, vidrio ni material extraño en la herida.

  • Llame a su doctor si la cortadura o herida no sana en 10 a 14 días.

3. Coloque un apósito sobre la herida

  • Coloque un apósito en una cortadura (antes que ver a un doctor para que le coloque puntos de sutura) cuando sus bordes tiendan a permanecer unidos, y cuando la cortadura no sea muy profunda.

  • Use "apósitos en mariposa," tiras de cinta de papel estéril, o banditas adhesivas (curitas) para mantener los bordes juntos.

  • Aplique el apósito en posición transversal, no longitudinal. Esto mantendrá los bordes de la herida en firme contacto, y favorecerá la cicatrización.

  • Las heridas húmedas sanan más rápido y con menos tejido cicatrizal que las heridas secas. La costra que se forma por cicatrización en seco interfiere con el movimiento de las células de la epidermis. Aplique bacitracina para mantener la herida húmeda y blanda.

Raspones

Los raspones generalmente están causados por caídas sobre las manos, las rodillas o los codos. Esto expone terminaciones nerviosas, todas las cuales llevan los impulsos de dolor al cerebro. Dado que los raspones pueden afectar muchas terminaciones nerviosas, por lo general son mucho más dolorosos que las cortaduras. Aunque la mayor parte de las abrasiones y de los raspones puede tratarse en el hogar, usted debe llamar a su doctor si se infectan.

Primeros auxilios

  • Tiene importancia limpiar con sumo cuidado los raspones a fin de evitar la infección. Lávese las manos antes de lavar heridas, y después elimine con sumo cuidado toda la suciedad y los restos. Use jabón y agua tibia para lavar durante al menos cinco minutos el raspón. El jabón líquido proporciona mejor penetración para limpieza. Use Vaselina para eliminar el alquitrán de las heridas, y gasa húmeda para quitar gravilla o suciedad de la abrasión. Evite los antisépticos como el alcohol, Merthiolate, yodo, mercurocromo, o peróxido de hidrógeno. No hacen bien y causan picazón.

  • A continuación, aplique presión directa sobre el raspón, usando gasa no adherente o una tela limpia para sostenerla sobre el raspón y detener el flujo de sangre. Si la gasa o la tela se empapa con sangre, no la quite. En cambio, coloque otra capa limpia de tela o gasa directamente sobre la parte superior, y vuelva a aplicar presión. Dado que la sangre requiere tiempo para coagularse, usted tal vez tenga que aplicar presión durante 5 a 10 minutos. Elevar el raspón por arriba del nivel del corazón también ayudará a reducir el flujo de sangre. Si usted no puede controlar la hemorragia, acuda a ver a su doctor.

  • En el cuero cabelludo o una yema de un dedo, usted puede aplicar una compresa helada envuelta en una toalla para oprimir los vasos sanguíneos y detener la hemorragia. Aplique la compresa helada durante no más de 15 minutos, o hasta que empiece a sentirse entumecimiento en la herida. Luego de un reposo de 10 minutos, puede volver a aplicar la compresa helada. Este procedimiento puede repetirse varias veces.

  • En el transcurso de 24 horas, quite la venda y lave el área con jabón suave y agua corriente. La herida debe lavarse a diario con agua corriente de grifo y jabón. Use ungüento con antibiótico para mantener la piel flexible y evitar la formación de una costra, que puede retardar la curación. Cambie las vendas dos a tres veces al día. Esté pendiente de los signos de infección.

Hemorragia incontrolable

Guía para la toma de decisiones ante cortaduras y rasponazos

Síntomas/Signos

Acción

Hemorragia que se detiene en el transcurso de 10 minutos con presión directa

 Use first aid

 Use primeros auxilios

Cortadura o raspón superficial que es menor y no está en la cara

 Use primeros auxilios

Hemorragia que no puede controlarse después de aplicar presión durante 20 minutos

See Provider; Illustration of stethescope Vea al proveedor de atención médica

Cortadura causada por un objeto obviamente sucio, como la punta de un clavo o el extremo de una pala, herrumbroso; objeto extraño embebido en la herida, o restos en la herida

See Provider; Illustration of stethescope Vea al proveedor de atención médica

Se requiere refuerzo contra el tétanos

See Provider; Illustration of stethescope Vea al proveedor de atención médica

Cortadura profunda o irregular; de más de 1.3 centímetros (media pulgada) de longitud; los bordes de la herida están separados y no pueden mantenerse unidos con facilidad con un apósito

See Provider; Illustration of stethescope Vea al proveedor de atención médica

Raspón grande, raspón que causa dolor intenso, raspón en la cara, o herida por punción en la mano

See Provider; Illustration of stethescope Vea al proveedor de atención médica

Signos de infección: aumento del enrojecimiento o de la tumefacción alrededor de la herida

See Provider; Illustration of stethescope Vea al proveedor de atención médica

Entumecimiento o debilidad

See Provider; Illustration of stethescope Vea al proveedor de atención médica

Busque ayuda ahora; ilustración de un signo de hospital Busque ayuda ahora

Incapacidad para mover normalmente los dedos de las manos o de los pies

Busque ayuda ahora; ilustración de un signo de hospital Busque ayuda ahora

Signos de shock

Urgencia: Llame al 911; ilustración de ambulancia Urgencia: Llame al 911

Herida por punción o cortadura en la cabeza, el tórax, el abdomen, o sobre una articulación

Urgencia: Llame al 911; ilustración de ambulancia Urgencia: Llame al 911

Extraído de: Well Advised, Second Edition, Text copyright © 2003 Park Nicollet Institute
Redactor en línea: Rademaekers, Ed
Revisor médico: Godsey, Cynthia M.S., M.S.N., APRN
Revisor médico: Lambert, J.G. M.D.
Última revisión: 10/9/2003
Fecha último modificado: 10/9/2003
Copyright Institute for Research and Education, HealthSystem Minnesota and/or Health Ink & Vitality Communications; Illustrations Copyright The StayWell Co.